IDMA: Beneficios de la Construcción Sustentable

Sin embargo, aún existe una baja percepción y valorización de los beneficios de este tipo de construcciones por parte de los compradores, lo que ha impedido la expansión de este mercado.

A continuación, te dejamos algunos beneficios de la Construcción Sustentable elaborados por Eficiencia Energética Chile

Además de ser más respetuosos con el medio ambiente y el entorno donde se ubican, este tipo de edificaciones ofrecen variados beneficios tanto para los propietarios y usuarios, como para las empresas, constructoras e inmobiliarias:

Menores costos de operación. Los edificios sustentables han demostrado que ahorran dinero a sus propietarios y usuarios a través de consumos reducidos de energía y agua, así como menores costos de mantención y operación a largo plazo. Esto se traduce en cerca de un 30% de reducción en consumo de energía, y aproximadamente un 40% de disminución en consumo de agua.

Productividad laboral y salud. La buena calidad del ambiente interior producto de la incorporación de atributos de diseño sustentable en edificios, puede mejorar la salud y bienestar de los trabajadores y ocupantes, llegando hasta a un 25% de aumento de productividad. Esto resulta en beneficios básicos para las empresas, considerando que en promedio los costos asociados a salarios de los trabajadores alcanzan cerca del 90% de los costos de operación, por lo tanto, las mejoras en productividad y reducción de licencias médicas resultan muy valiosas.

Bajos o nulos costos adicionales en diseño y construcción. Los costos pueden ser similares a los de un edificio tradicional, en especial cuando las estrategias de sustentabilidad de un proyecto se integran en el proceso de desarrollo desde el principio.

Mayor valor como activo. Existen cifras rescatadas de la experiencia internacional que ponen en evidencia que los atributos de sustentabilidad aportan valor al activo inmobiliario:  el valor de un departamento que incorpora atributos de sustentabilidad puede incrementarse hasta en un 30%; mientras que el valor de arriendo puede aumentar hasta un 17% en el caso de edificaciones comerciales, los que además mejoran hasta en un 21,3% sus tasas de ocupación.

Fuente: https://www.eechile.cl/