Docentes de CFT Juan Bohon se capacitan en metodologías activas de aprendizaje

A través de jornadas de capacitación que buscan perfeccionar métodos, técnicas y estrategias que utiliza el docente para convertir el proceso de aprendizaje en actividades que fomenten la participación activa del estudiante.

El Centro de Formación Técnica Juan Bohon, consciente que docencia en educación superior requiere cambios para dar cuenta de las necesidades actuales que requiere la sociedad del conocimiento, y por otra parte responder a las demandas del mercado laboral, que cada vez más exigen la dinamización de los puestos de trabajo y el desarrollo de competencias asociadas a trabajar en equipo colaborativamente, ha buscado instalar capacidades en su cuerpo docente que les permitan generar un proceso de aprendizaje centrados en el estudiante, a través del uso de las metodologías activas.
La premisa inicial del curso fue el constatar el hecho que la utilización de metodologías activas contribuye a enfrentar este reto de formar en competencias, ya que implican: mayor motivación, interés e implicación del estudiante, desarrollo de habilidades y competencias técnicas asociadas a problemas concretos del mundo laboral, y una adecuada conexión entre la teoría y la aplicación, entre el conocimiento previo y el que se va aprendiendo.

Para la directora académica del CFT Juan Bohon, Edith Rivera, “Pensar el proceso formativo desde estas metodologías activas no significa incorporar actividades aisladas que promuevan la participación, sino que implica pensar la docencia al servicio del estudiante. El docente adquiere un carácter mediador que permite enfocar las disposiciones de aprendizaje profundo, a través de actividades que posibilitan en el estudiante la participación, cooperación, creatividad y reflexión sobre la tarea, competencias fundamentales para desarrollarse en el mundo laboral, lo que es unos de los sellos de Juan Bohon..” Señaló.

El curso de capacitación dividió las metodologías activas en dos grandes ámbitos. Por una parte, las técnicas que permiten “activar” una clase, fomentando la participación de los estudiantes, el trabajo colaborativo y la aplicación de los contenidos, con la idea implícita de aprovechar bien el tiempo de contacto directo con los estudiantes privilegiando así actividades de aplicación por sobre la transmisión de contenidos. Y por otra parte aquellas que involucran a una unidad didáctica o incluso a todo un semestre y requieren de un trabajo en el tiempo ya que implican más de una clase, como el trabajo basado en equipos, el método de casos, el aprendizaje basado en problemas, el trabajo basado en proyectos.